Mirar la barriga de una embarazada y pronosticar que será niño o niña, es algo bastante frecuente. ¿Os ha pasado a vosotras?

 


Resulta que como muchos ya penábais esto es solo un mito, ya que la apariencia de la barriga y el crecimiento de la misma, responden a diferentes factores que nada tienen que ver con el sexo del bebé.

 


Hay que tener en cuenta a parte de las semanas de gestación, el tono muscular de la futura mamá, cómo esta colocado el bebé en el interior, la anchura de la pelvis de la mamá, y algunas circunstancias más hacen que cada barriguita sea distinta.

 


Os dejo el enlace de una noticia a parecida en el periódico El Mundo hace unos días que hablaba precisamente de este tema: pincha aquí

 

 

 

Barriga de embarazada