Los beneficios del porteo en los bebés y sus papás son diversos y muy variados. En este post hemos tratado de hacer un resumen de todos ellos.

Lo primero que hay que saber es que el porteo es beneficioso porque transmite seguridad al bebé y se sienten más protegidos. Además, portear fortalece el vínculo del bebé con sus papás.

Se dice que los bebés que son porteados con regularidad duermen más y mejor, despertándose menos veces durante la noche, y, en definitiva, teniendo un sueño más reparador.

Además, el porteo beneficia la lactancia materna. La proximidad con el bebé y el piel con piel al portear ayuda a la mamá a producir más leche. Además, se cree que los bebés que se portean tienen menos cólicos y beneficia el desarrollo del sistema digestivo durante los primeros meses.

Portear de forma ergonómica no solo es cómodo para los papás, los bebés adquieren una buena posición mientras que la cabeza del bebé se va redondeando por si sola evitando la plagiocefalia propia de los primeros meses del bebé. Por eso es importante escoger un portabebés que sujete bien la cabeza del bebé de menos de 6 meses de edad. Además, conviene que al portear respetemos la posición de ranita natural de los bebés cuando nacen y que mantienen durante los primeros meses.

Como ves, los beneficios del porteo son muchos para los bebés pero también para los papás tiene sus ventajas. A los papás el portear les permite tener las dos manos libres, lo que sin duda es de agradecer en muchos momentos.

Además, el porteo ergonómico resulta muy cómodo para los papás ya que el peso del bebé se distribuye de forma que se sitúa cerca de su centro de gravedad evitando dolores de espalda. Y, por último, es importante que a la hora de elegir el portabebés que nos gusta tengamos en cuenta que sea ergonómico y homologado.

beneficios del porteo