El yoga para embarazadas tiene la ventaja que es muy adaptable a todos los niveles, por lo que si nunca lo has practicado con anterioridad puedes empezar a hacerlo en cualquier momento.



Como seguramente sabes el yoga se basa en encontrar la armonía entre el cuerpo y la mente, por lo que es muy positivo practicarlo durante el embarazo desde el inicio y hasta el final.

 


Los beneficios del yoga para embarazadas son diversos, entre los que destacan los siguientes:



*Mejora larespiración y la oxigenación tanto de la futura mamá como del bebé.


*Es relajante, mejorando los niveles de ansiedad que muchas mujeres padecen durante el embarazo.


*Mejora la elasticidad y libera tensiones musculares gracias a todos los estiramientos que se realizan.


*Tonifica los músculos, incluidos los de la zona pélvica y caderas.


*Las posturas que se realizan en una clase de yoga ayudan a aliviar los dolores de columna y riñones que se producen a medida que el embarazo avanza.


* El yoga mejora la circulación y contribuye a disminuir la retención de líquidos.

 


Además, de los mencionados, el yoga ayuda a mantenerse en forma durante el embarazo. La armonía que se consigue a través del yoga entre el cuerpo y la mente ayuda a calmar los miedos e inseguridades.


Beneficios del yoga para embarazadas