Los bebés cuando nacen y, como es lógico, tienen plena dependencia de sus padres, sus principales cuidadores por norma general.

Con el tiempo van ganando en autonomía, hasta que llega un día que lo quieren hacer ellos solos todo: vertirse, comer, asearse,.... Durante el transcurso de los meses hay cosas que puedes hacer para que tu bebé aumente poco a poco su autonomía.

Una de las cosas que puedes intentar desde que el bebé tiene pocos meses en dejarlo que él tome la iniciativa en el juego, que elija qué juguete prefiere en cada momento y la forma de jugar con él.

Los bebés uy niños pequeños son muy creativos y nos sorprenden a menudo con la forma en la que juegan con sus juguetes y con otros objetos que tienen a su alcance. Deja que tu bebé juegue como prefiera supervisando que no se pueda lastimar únicamente.

No dudes en que dejar que tome la iniciativa eligiendo el juguete u objeto que prefiera para jugar ayudará a tu bebé en ganar en independencia y seguridad en si mismo.

Aunque sepas que se va a manchar y probablemente tire fuera del plato la mitad de la comida, deja que tu bebé coma solo con las manos o utilizando una cucharada. Con la práctica en poco tiempo podrá comer él solo y ganará en autoestima y autonomía. Además de comer solo, tu bebé también puede empezar a beber con un vaso de aprendizaje que evite que se derrame el agua, aproximadamente a partir de los 6 meses.

Otra cosa que se puede hacer, es dejar a tu bebé con otras personas de vez en cuando. De esta forma, se acostumbran a relacionarse y a no depender exclusivamente de ti. Esto le hará ganar en autonomía a la vez que aprende a estar con gente diferente y a relacionarse con ellos.

Además, puedes animar a tu bebé a intentar ponerse el solo alguna prenda de vestir. También puedes dejar que intente asearse él sólo dejando que agarre la esponja él mismo a la hora del baño, o por las mañanas animándolo a que se lave el solito la cara y las manitas.

Cualquier cosa que consiga hacer el bebé él solito será un gran logro para él que le animará a intentar hacer más cosas por si mismo. Además, como ves, son pautas muy básicas y pequeñas cosas que puedes hacer en el día a día para que tu bebé gane en autonomía y poco a poco no dependa tanto de ti.