Existen muchos trucos para entretener a un bebé mientras viajas en coche. Uno de los recursos más habituales que los papás utilizan es el de aprovechar las horas en que el bebé acostumbra a dormir para viajar. Aunque ten en cuenta que si se trata de un viaje largo, tu bebé no dormirá todo el trayecto y necesitarás entretenerlo los ratos en los que esté despierto.

Lleva a mano alguno de los juguetes preferidos de tu bebé adaptados a su edad: sonajeros, mordedores y juguetes con luces y sonidos son la mejor opción para entretener a tu bebé en los viajes en coche.

Además, si viajas solo con tu bebé te puede resultar útil colocar uno de esos espejos de juguete en el asiento de atrás. Así mientras tu bebé juega con el espejo puedes vigilarlo desde el asiento del conductor sin dejar de prestar atención a la carretera.

Entretener a tu bebé en el coche

A los bebés también les gusta mucho escuchar canciones y cuentos. Llevar CD’s con sus canciones favoritas y algunos de los cuentos que más le gusten seguro que lo entretienen un buen rato.

Además de llevar sus juguetes, canciones y cuentos favoritos, prepara algo que sea una auténtica sorpresa para tu bebé. A él le encantará y pasará un rato de lo más entretenido mientras descubre algo nuevo preparado por ti.

Viajar de noche con un bebé es una opción habitual porque de esta forma pensamos que el pequeño dormirá y no tendremos que preocuparnos por entretenerlo durante el viaje. Por si acaso, ten a mano algunos juguetes por si tu bebé decide ir parte del trayecto despierto.

Más allá de entretener al bebé mientras viajamos, lo importante es que vaya cómodo y seguro en una silla de seguridad para el coche. Durante el viaje podrás aprovechar para jugar con tu bebé todo el rato. 

Lo fundamental es no tener prisa y tomarse el viaje de forma relaja habiéndolo planificado con anterioridad. La actitud de los adultos es muy importante porque se trasmite al bebé, y por ello debemos emprender nuestro viaje con una actitud positiva.

Y recuerda hacer paradas frecuentes cada dos horas. Además de ser necesarias para el conductor, tu bebé lo agradecerá un montón. Podéis aprovechar para despejaros, comer algo y descansar.

 

¡Los viajes en coche con un bebé pueden ser algo pesados pero si sigues estos consejos seguro que consigues que sean mucho más divertidos!