Se trata de un dispositivo móvil llamado 1stFone creado por la compañía de telefonía OwnFone  y que tiene sólo las funciones básica, de hecho no incluye ni siquiera una pantalla. El teléfono móvil solo cuenta con el botón de llamar y colgar, un botón de llamada de emergencia opcional y hasta un total de 12 botones en los que memorizar los números que sus padres quieran que tengan en el teléfono. 

 

 

Este teléfono para niños de 4 a 9 años cuesta alrededor de 65 euros al cambio y de momento se vende únicamente en el Reino Unido. 

 

 

En la página web se pueden ver el resto de características: http://1stfone.myownfone.com/