Un bebé no duerme toda la noche seguida por su propio instinto de supervivencia. Cuando el bebé tiene pocos meses está en continua alerta y tiene la necesidad de despertarse con frecuencia al sentir hambre, frío o calor, o comprobar que su mamá sigue a su lado.

A media que pasen los meses notarás que los ciclos de sueño nocturno de tu bebé son más largos. Muchos papás empiezan a notar que sus bebés duermen más horas a partir de los 4-6 meses. Aunque como siempre cada bebé es un mundo y tiene sus propios tiempos.

Por el contrario, hay bebés que no conseguirán dormir toda la noche seguida hasta cumplir los 2 años o incluso más.

Cómo conseguir que el bebé duerma toda la noche

Consejos para que el bebé duerma toda la noche

Hacer que un bebé duerma toda la noche depende del desarrollo del propio bebé, aunque hay algunas cosas que los papás pueden hacer para favorecer el sueño.

Lo primero es establecer una rurina para iniciar el sueño nocturno. Además de la rutina, usa luz tenue y habla a tu bebé bajito y de forma calmada para que cuando llegue el momento de acostarlo esté relajado y tranquilo.

Déjalo en la cuna un rato después de comer y no de manera inmediata. No es aconsejable que recién comido acuestes al bebé. Al rato de hacerlo se podría sentir incómodo y no dormir bien.

Cuando por la noche oigas que tu bebé se despierta no vayas enseguida a la habitación. Es posible que si no te oye entrar en su cuarto, el bebé se duerma solo en un instante.

Es igualmente importante que tu bebé haga siestas durante el día. Un bebé que no hace siestas diurnas no duerme mejor ni más horas por la noche. Sucede justo al contrario, un bebé que llega muy cansado a la noche le costará mucho más conciliar el sueño.