El Autismo es un trastorno neuropsiquiatrico que se manifiesta especialmente durante los tres primeros años de vida del niño. Algunas de sus características y signos más evidentes son los siguientes:

 

 

El bebé se mueve poco y no suele llorar, aunque en ocasiones inicia el llanto sin motivo aparente

 

Los niños muestran dificultades para relacionarse con otros niños de su edad y con adultos. Prefieren los juguetes a relacionarse con personas

 

Además los niños autistas son reacios a los cambios en su entorno y reaccionan ante ellos con ira e incluso con violencia

 

 

 

Lo mejor en estos casos, como siempre es un diagnóstico rápido y preciso y ponerse en manos de profesionales que ayuden al pequeño y a los papás en todo momento.