Ya han transcurrido más de veinte años desde que se aprobó la Convención sobre los Derechos del Niño convirtiéndose así en el instrumento de Derechos Humanos más ampliamente refrendado en la historia de la humanidad. 

 

Como datos que nos han llamado la atención está el hecho de que 19.000 niños mueren cada día por causas evitables y 180 millones de niños sufren desnutrición crónica que les impedirá tener un desarrollo normal a nivel físico e intelectual. Otro de los graves problemas son los índices de explotación laboral infantil. A todos se nos vienen unos cuantos nombres de países donde se sigue utilizando mano de obra infantil para trabajar.

 

Creemos que en las manos de todos está defender los derechos de los niños, porque al fin y al cabo los niños solo son niños.