Un reciente estudio realizado por investigadores de la Universidad de Montreal en Canadá ha demostrado que el ejercicio durante el embarazo beneficia el desarrollo del cerebro del bebé recién nacido. Bastan escasos 20 minutos de ejercicio moderado unas tres veces por semana.

 

 

Hasta hace bien poco se recomendada a las embarazadas hacer una vida tranquila y reposada durante la gestación. Este estudio cuestiona estas recomendaciones e indica que una vida sedentaria aumenta el riesgo de sufrir complicaciones durante el embarazo.

 

 

Los resultados obtenidos de este estudio apuntan a que los bebés de madres practicantes de actividad física durante el embarazo tienen un cerebro más maduro pocos días después de nacer comparado con bebés de madres no practicantes.

 

 

Además, según este estudio, el ejercicio físico moderado hace más llevadero el embarazo, facilita la recuperación después del parto y reduce las posibilidades de obesidad en el bebé posteriormente.

 

Ejercicio físico embarazo