Ir a la playa con tu bebé requiere que tengas en cuenta algunas cuestiones interesantes que seguro que os harán disfrutar de la jornada aún más si cabe.

Lo primero que seguramente ya sabes es que los bebés de menos de 6 meses no deben exponerse al sol. Si vas a la playa con tu bebé eso lo mejor es mantenerlo protegido de los rayos solares debajo de una sombrilla.

Ten en cuenta que los bebés de pocos meses es mejor no aplicarles cremas solares para evitar alergias y otras irritaciones en la piel. En el caso de bebés más mayores, la crema solar debe ser resistente al agua. Aún así, lo mejor es poner crema después de cada baño y repetir la aplicación cada 3 horas como máximo.

Además de proteger la piel, los ojos de los bebés también son especialmente sensibles. El sol les molesta a los bebés tanto o más que a los adultos en los ojos. Las gafas de sol para bebés son un accesorio, que lejos de ser una moda, son necesarias siempre que estén homologadas.

Gafas de sol para bebés

 

En cuanto al vestuario, para ir a la playa con tu bebé vístelo con tejidos naturales y transpirables. Los bebés no regulan la temperatura corporal igual que un adulto por lo que debes vigilar que no sude en exceso.

En cuanto a la ropa de baño, existente en el mercado bañadores desechables para ir a la playa con el bebé y poderlo bañar. Pero lo cierto es que estos pañales provocan en más de una ocasión irritaciones en la piel, además de limitar los movimientos del niño. Lo preferible es ir a la playa provista de un bañador de bebé que sea cómodo, que no limite sus movimientos, que se seque rápidamente, que sea totalmente seguro, y que puedas utilizar tantas veces como quieras durante todo el verano.

bañador pañal para bebes

Además, muy importante, no solo para ir a la playa con el bebé, es que en verano le ofrezcas agua frecuentemente para que esté siempre hidratado.