En este post te contamos de dónde surge la leyenda del Ratoncito Pérez.

 

 

El primer documento donde se cita al Ratoncito Pérez se publicó por un aficionado a las letras al que se le encargó un cuento para un niño, que con el paso de los años se convertiría en el rey Alfonso XIII, con el pretexto que se le había caído un de sus dientes de leche.

 

 

Según este cuento, el Ratoncito Pérez vivía en una gran caja de galletas en el sótano de una confitería. En el cuento, y como ya conocemos en la leyenda, cuando al niño se le cae uno de sus dientes de leche, éste debe dejarlo bajo la almohada mientras duerme. El ratoncito Pérez visita la habitación del niño durante la noche, cogiendo el diente y dejando un pequeño regalito o algunas monedas.

 

 

En otros países anglosajones, al Ratoncito Pérez se le conoce con el nombre de Tooth Fairy, en Francia como Petit Souris y en Italia como Topolino.

 

La leyenda del Ratoncito Pérez