Hay estudios que ya hablan de más de un 20-25% de niños de edades comprendidas entre los 3 y 12 años que tienen sobrepeso u obesidad.

 

Esos mismos estudios indican niveles de obesidad en niños españoles por encima de los que se dan en países como Estados Unidos. Pero ¿qué hay que hacer para prevenir el sobrepeso y la obesidad infantil? La clave está en la alimentación combinada con un incremento de la actividad física de los más pequeños.

 

Lo de incrementar la actividad física parece que está claro, más jugar con el balón y menos videojuegos, pero ¿qué hacer con la alimentación? En los recreos de los colegios se siguen viendo niños comiendo bollería industrial para almorzar, aunque por suerte cada vez menos. Los padres deberíamos intentar enseñar a comer a nuestros hijos desde el principio alimentos saludables evitando aquellos que solo les aportan, como en este caso, grasas saturadas, y ¡ojo! en algunos casos no se trata de prohibirles según qué alimentos pero sí de reducir su ingesta.

 

Está demostrado que un niño que crece con hábitos alimenticios saludables es capaz de conservarlos en la edad adulta.