Para los que viváis en Barcelona o tengáis pensado pasar unos días en la ciudad ¿sabes que puedes llevar a la playa a tu hijo sin moverte del barrio del Eixample? Pues sí! Dentro de los conocidos Jardins de la Torre de les Aigües, en la calle Roger de Llúria 56, encontraréis esta pequeña playa artificial con los dos elementos imprescindibles: agua y arena.

 

 

Es un espacio plenamente pensado para que los más pequeños disfruten de la playa, y a la vez tu te puedas relajar sin preocuparte de olas y medusas propias de las playas convencionales. Cuenta con una piscina de agua dulce de medio metro de profundidad y un servicio de socorrista.

 

Lo mejor es que, para los que se quedan en ciudad, está abierto todo el mes de agosto en horario de lunes a sábados desde las 10 de la mañana hasta las 8 de la tarde y los domingos de 10 a 3 de la tarde.

 

¡Y si se te olvida llevarte el cubo y la pala, no te preocupes porque allí mismo te dejaran todos los juguetes que tu hijo necesite para pasárselo en grande!