En muchas ocasiones el lineal del supermercado nos pone al alcance galletas, chocolates, bizcochos y otra bollería que no es de lo más recomendable para la merienda de un niño. Todo ello aderezado con un packaging llamativo plagado de imágenes de los personajes que ven a diario en las series infantiles de televisión.

 

¿Cómo debe de ser la merienda de un niño?

Debemos pensar en la merienda como un tentempié para que el niño tenga la energía suficiente para las actividades que haga por la tarde y al mismo tiempo llegue a la cena con hambre. Dar de merendar de forma excesiva solo hará que el niño llegue a la hora de la cena sin apenas ganas de comer.

 

Bocadillo para la merienda de un niño

Los bocadillos de pan preferiblemente con queso fresco, pechuga de pavo o atún resulta una merienda de los más rica y saludable para un niño. Eso sí, evita panes de molde y otros panes envasados y elige pan como el que venden en las panaderías, a poder ser integral. 

También una rebanada de pan con un poco de tomate y unas gotas de aceite de oliva es una merienda para niños la mar de rica.

 

Fruta para merendar 

Uno de los alimentos que más conviene a un niño es la fruta, por eso puedes optar por ella en la merienda. Cortando la fruta de forma original o presentándola en macedonia o como brocheta puede que el niño se la coma para merendar con más agrado del que piensas. 

La fruta a trocitos mezclada con un yogur natural es una merienda para niños que está buenísima y le aportará energía para jugar durante toda la tarde.

Otras opciones para que tu hijo meriende fruta es prepararla en un batido hecho por ti y, a poder ser, sin añadir azúcar. Puedes hacer el batido con la fruta que más le guste al niño o incluso combinar varias de ellas.

 Qué puede merendar un niño - Bolsa isotérmica

Otras opciones de merienda

Hay muchas opciones de meriendas saludables para niños. Por ejemplo los niños pueden merendar un vaso de leche con unos pocos cereales como hacen en el desayuno.

Si tienes a mano un tupper, para la hora de la merienda puedes poner unos cuantos tomatitos cherry con un poco de queso fresco. 

Un puñado de frutos secos da mucha energía para aguantar toda la tarde en el parque. Ten en cuenta que esta opción de merienda solo es recomendable para niños que tengan más de 3 años, antes de esa edad los frutos secos son peligrosos por el riesgo de atragantamiento.

 

En la tienda de bebés de MiBabyClub encontrarás mochilas isotérmicas ideales para llevar la merienda de tu hijo. Puedes verlas aquí.