Actualmente la Semana Mundial de la Lactancia Materna se celebra en más de 120 países. La OMS promueve la lactancia natural como la mejor forma de nutrición de los lactantes y niños pequeños y la recomienda desde el nacimiento del bebé y hasta los 6 meses de edad como alimentación exclusiva y combinarla después con otros alimentos, como purés, frutas y verduras, hasta los 2 años del niño.

 

 

Según la OMS la leche materna aporta todos los nutrientes que el recién nacido necesita para su desarrollo, y además ayuda a los lactantes a protegerse de enfermedades frecuentes en edades tempranas.

 

 

También para la madre la lactancia materna es beneficiosa, reduciendo el riesgo de cáncer de mama y de ovario en el futuro, según la OMS. Además la mujeres que dan el pecho tienden a recuperar el peso anterior al embarazo más rápidamente.

 

 

Un tema que también aborda la OMS es la adaptción de la lactancia materna con la actividad laboral de la madre. Es un hecho que muchas mujeres se ven obligadas a abandonar parcial o totalmente la lactancia materna cuando se reincorporan al mundo laboral por no darse condiciones favorables para hacerlo. 

 

Semana Mundial de la Lactancia Materna