Para 6 personas necesitarás:

 

250 gramos de azúcar

300 ml de agua

1 limón exprimido

1 naranja exprimida

Y puedes utilizar 4-5 fresas o 2 kiwis o 1 mango (puedes escoger la que encuentras de temporada en la frutería)

 

 

Para empezar añade el azúcar y el agua en una sartén gruesa y ponlo a calentar hasta que el azúcar quede disuelto.

A continuación añade el zumo de limón y de naranja, remuévelo todo y seguidamente ponlo en un recipiente llano y mételo en el congelador.

Déjalo en el congelador hasta que veas que los bordes del recipiente empiezan a estar ya congelados y el centro aun está semilíquido. Pásalo por la batidora y vuelve a meterlo en el congelador un poco más.

Sin dejar que se congele del todo, vuelve a batirlo varias veces, cuanto más veces lo hagas más cremoso quedará.

 

Y para servirlo añade la fruta que hayas escogido (fresas/kiwi/mango) en trocitos.

 

Fácil de hacer, fresquito y buenísimo!