Este síndrome de vuelta a la rutina presenta unos síntomas caracterrizados por la tristeza, apatía, cansancio, entre los signos más habituales tanto en adultos como en niños.

 

 

La vuelta al cole es una vuelta a la normalidad que para el niño representa asumir de nuevo ciertas responsabilidades y obligaciones como son cumplir unos horarios, hacer los deberes,…

 

 

 

Pero ¿qué podemos hacer para que los niños tengan una vuelta al cole más satisfactoria?

Estos son algunos consejos:

 

 

- Implicar al niño en la medida de lo posible en la compra de la mochila para el cole y material escolar, de lo libros, del uniforme,…

 

 

- Mostrar interés y  emoción por todas las cosas nuevas que aprenderá durante el curso escolar ojeando juntos algún libro de texto. También hay que trasmitirle de forma positiva el resto de cosas que implica  la vuelta al cole como el reencuentro con los amigos y los profesores.

 

 

- Elegir las actividades extraescolares juntos: es importante implicar al niño en ello. El éxito en el desempeño de la actividad extraescolar depende de la motivación que sienta el niño y por ello tener en cuenta sus gustos es fundamental. Hay decenas de actividades posibles desde idiomas, pasando por disciplinas deportivas como fútbol, natación, ballet, o patinaje o las relacionadas con las artes escénicas y la música.

 

 

- Y por último, es muy importante escuchar al niño y contestar a aquellas cuestiones que le preocupan, de una forma calmada y paciente, mostrando nuestro interés. Informarle de todo lo que le espera durante el primer día de curso le ayudará a ganar en autoconfianza.

 

 

Vuelta al cole: cómo afrontrarla

Foto: serviciodepromociondelasalud.es